Estudio

 

 

 

Un estudio en condiciones es esencial para poder trabajar correctamente. Un equipo decente es la base para un buen sonido y obtener un mínimo de calidad en las producciones, aunque no todo se basa en el equipo. En todo estudio debe de haber diferentes elementos indispensables que en conjunto trabajen en harmonia entre ellos y con nosotros, facilitando nuestra labor lo máximo posible. El objetivo es que como resultado final, ayuden a que nuestras producciones suenen mejor, no obstante, sin una buena dosis de talento e iniciativa, de nada sirve, al igual que tampoco sirve en absoluto tener el mejor equipo del mundo si no sabemos sacarle partido.

Voy a centrarme en los aspectos generales a tener en cuenta a la hora de empezar a organizar un estudio para producción de música electronica según mi criterio y experiencia. La idea no es elegir componentes “X” o “Y”, sino a grandes rasgos y de una forma mas genérica, marcar unas pautas concretas que todo músico electrónico debería seguir para obtener buenos resultados a nivel de sonido, confort, trabajo y equipamiento. Todas éstas premisas serán la clave para desarrollar proyectos decentes y operar de forma correcta y se resumen en 4 grandes pilares que os detallo a continuación:

  1. La acústica: debe estar cuidada, para ofrecernos un sonido lo mas fiel posible, por ello debemos cuidar la disposición de nuestros monitores, paneles absorbentes, trampas de graves, etc., y estudiar donde colocarlos de forma que obtengamos una respuesta lo mas plana posible. Escuchad mucha música en él para tener una referencia de como debe sonar lo que hagáis e intentad sonar lo mas parecido, será una manera de tener una idea mas precisa de como debéis hacer para tener un buen sonido en vuestra mezcla final y que garantice ofrecer un producto de calidad a vuestros oyentes.
  2. La ergonomía: debe ser tomada muy en serio porque pretendemos pasar muchas horas en nuestro estudio, así que nos veremos casi en la obligación de mirar con detenimiento la disposición de nuestros “juguetes” para tenerlo todo a mano, sin tener que adoptar posturas forzadas. Nuestra espalda es importante cuidarla bien por lo que es muy aconsejable (antes de tener cualquier otra cosa…) una buena silla, donde nos sintamos cómodos y con ganas de pasar muchas horas. Hay que pensar que una buena silla es una inversión de salud, que nuestra espalda nos agradecerá. Pero no por ello significa que tengamos que encerrarnos sin descanso, deben respetarse los tiempos de trabajo, tomar descansos y tened en cuenta que tras unas 3 horas de trabajo, es mejor aparcar el tema y descansar, nuestro oído ya no trabaja igual tras pocas horas produciendo y pensad que es una buena terapia guardar nuestro proyecto e ir a dar una vuelta, incluso dejarlo para dentro de 2 días porque cuando retoméis la faena veréis rápidamente donde fallásteis.
  3. El “software”: el secuenciador es también otra pieza clave, debemos sentirnos cómodos trabajando en él y eso sólo se consigue viendo cual es el que mejor se adapta a nuestro flujo de trabajo porque a día de hoy, todos ofrecen una calidad de estudio suficiente para poder trabajar sobradamente bien, aunque también debe ir acompañado de librerías de sonidos de calidad y buenos instrumentos virtuales que nos aseguren una buena calidad de sonido. Recordad siempre que si la materia prima con la que trabajamos no es buena y tenemos que hacer demasiados arreglos para que suene bien, será muy difícil obtener buenos resultados debido a que a parte de perder tiempo no llegaremos a tener una calidad óptima en nuestras mezclas y producciones.
  4. El “hardware”: sin querer entrar a valorar que equipos son mejores o peores, cada uno es suficientemente entendedor de que: ordenadores, monitores de estudio, auriculares, teclados, ratones, tarjetas de audio, controladoras o pantallas, pueda necesitar para empezar a trabajar sin problemas con proyectos mas o menos potentes. Qué se adapta mejor a sus gustos y habilidades, porque nuestros “juguetes” deben ir acorde con nuestras necesidades y con nuestros conocimientos, debemos aprender a utilizar nuestro equipo, exprimir al máximo su rendimiento y sus posibilidades y aprender a valorar si con lo que trabajamos es suficiente por el momento o necesitamos mas. Ese ritmo sólo lo marcamos nosotros, nuestras horas de estudio, nuestros errores, nuestros proyectos y siendo críticos con los resultados podremos evaluar con mas precisión que nos hace falta y que nos sobra. Sólo así aprenderemos a valorar si realmente estamos llegando al límite de las capacidades de los aparatos de que disponemos, o por el contrario somos nosotros el cuello de botella. Pensad que queréis hacer, si realmente esa compra os facilitará el trabajo o simplemente es una compra por impulso que repercutirá sólo a vuestro bolsillo de forma negativa sin dar el rendimiento esperado. Hay muchos aparatos en el mercado con mucho potencial, pero cada uno tiene una finalidad y una forma de operar y no todo se basa en un montón de lucecitas parpadeantes super bonitas, hay que saber si realmente eso que compras ayudará a obtener mejores resultados o será algo, que aunque muy bonito, no aprovecharemos. Reprimir los impulsos, parar, pensar y luego actuar en consecuencia suelen ser claves para una elección correcta.

Como conclusión final y resumiendo un poco todo lo comentado anteriormente, lo que hay que intentar es siempre:

  • Cuidar la acústica de nuestro estudio, nos dará mas calidad, siendo además una de las claves para motivar e incentivar nuestra inspiración.
  • Mantener el orden y la limpieza, como el buen acceso a los diferentes equipos, nos hará trabajar con mas comodidad y rapidez.
  • Contar con herramientas y programas capaces, para asegurar en todo momento la calidad y la fluidez del proceso, es esencial.
  • Entrar en armonía con nuestro entorno de trabajo, es vital para avanzar en nuestros proyectos y nos dará seguridad en nosotros mismos.

En definitiva, la idea es reducir el tiempo del proceso productivo, aumentando el rendimiento y haciendo mas efectiva, agradable y satisfactoria, nuestra experiencia de estudio mientras desarrollamos proyectos, porque nos aportará: seguridad en nosotros mismos, un producto final de calidad y en consecuencia, una mayor felicidad.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s